Mr. Peña Nieto Visita la Casa Blanca

Darya Vakulenko,  Investigadora Asociada COHA-

El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, ha viajado a Washington D.C. menos de una semana antes de la ceremonia de investidura. Este acto muestra a los Estados Unidos, que el futuro Presidente mexicano valora el desarrollo positivo de las relaciones con su país vecino al Norte del río Grande

Uno de los temas discutidos en el Despacho Oval de la Casa Blanca fue una reforma del sistema de inmigración de los Estados Unidos. Según fuentes, en las últimas elecciones de noviembre, el 71 por ciento de los latinos votaron por Barack Obama.

Este, entre otros motivos, ha llevado a la actual administración a impulsar tal reforma. La población latina compone 1/6 de la población total de los Estados Unidos y de ese sexto de la población, 32 millones de latinos ya han alcanzado la edad de sufragio legal de 18 años. Como ha declarado Elaine Kamarck durante su última aparición en The Brookings Institution, los latinos ahora viven no sólo en el estado de California (el cual siempre vota Demócrata), o en el estado de Texas (el cual siempre vota Republicano), sino que poco a poco han ido dispersándose por todo el territorio del país. Ahora se encuentran también en el Mid West o Medio Oeste y también en los estados de Wyoming, Colorado, Washington y Carolina del Norte. Así que, como estos estados se encuentran con un gran peso electoral, ciudadanos con raíces hispanoamericanas ya cuentan con el potencial de cambiar la dirección de la política inmigratoria de los EE.UU.

La cuestión más importante para el electorado latino es la economía y el desempleo. Según la encuesta de Impre Media, 50 por ciento de los latinos de origen mexicano consideraban la creación de nuevos puestos de trabajo el asunto más importante en su decisión durante la elección presidencial. El segundo tema de mayor relevancia para ellos es la inmigración.

Enrique Peña Nieto, durante su discurso en la Casa Blanca, declaró que Barack Obama tiene todo su apoyo en el esfuerzo de llevar a cabo una reforma del sistema migratorio. De hecho, el presidente electo resaltó sus ganas de participar y ayudar en la reforma. Esa voluntad del futuro presidente mexicano de cambiar la política inmigratoria estadounidense, claramente nace de la precaria situación de más de seis millones de inmigrantes mexicanos que se encuentran dentro de las fronteras de los EE.UU indocumentados.

Es inevitable que el sector latino de la sociedad estadounidense poco a poco asuma un papel más participativo y activo en la política de Estados Unidos. En este momento, ambos presidentes cuentan con la oportunidad de cambiar el enfoque de las relaciones bilaterales entre los dos países, dado que por primera vez en doce años los dos empiezan su término presidencial casi al mismo tiempo,

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s